Dermatología y omega-3

Protección para la piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Proporciona la primera barrera frente a los factores ambientales que pueden alterar el funcionamiento de nuestro organismo. Los problemas de la dermis son los más comunes en los seres humanos:

Más del 30% de la población tiene una alteración de la piel (1)

Al tratarse de una de las zonas más sensibles, se debe prestar mucha atención a la piel. De no ser así, las alteraciones de esta función de barrera son el detonante de diversas enfermedades cutáneas, como la dermatitis alérgica, el eccema y la psoriasis (2).

El proceso natural de la vida es que nuestra piel vaya envejeciendo de manera saludable. Sin embargo, existen dos causas que pueden dar lugar al proceso: una intrínseca y otra extrínseca. La primera es debida al paso del tiempo, y la segunda se debe principalmente al efecto de los rayos UV sobre la piel (3). La exposición excesiva a los rayos UV es uno de los principales factores externos que tiene graves consecuencias para la salud (4). Sus consecuencias principales van desde el envejecimiento cutáneo hasta el cáncer de piel (5). El cáncer de piel es un problema creciente en nuestra sociedad, siendo el más prevalente en humanos (6). La detección de esta patología ha aumentado en las últimas décadas (7). Es de vital importancia protegernos bien de los rayos UV.

Por otro lado, otros factores que perjudican la salud de la piel son las enfermedades inflamatorias.

Las enfermedades inflamatorias de la piel tienen una gran prevalencia en la población. La más frecuente es el acné, que sufren el 85% de los adolescentes con edades comprendidas entre los 12 y 14 años (8).

Piel

¿Por qué optar por el omega-3? 

Los estudios demuestran que la complementación dietética con omega-3 previene la inflamación en el acné, y puede ayudar a reducir sus signos (9). Además, los omega-3 reducen los procesos inflamatorios de la piel (10).

Estudios científicos han demostrado que el aceite de pescado es efectivo reduciendo el envejecimiento cutáneo (11), especialmente el EPA, que ayuda a mantener la juventud de la piel (12).

Es más, puede ser efectivo reduciendo el envejecimiento extrínseco y previniendo el envejecimiento cronológico (13). Los omega-3 también son beneficiosos para pieles psoriásicas porque ayudan a disminuir los signos de la psoriasis (14). Las poblaciones que consumen altas cantidades de omega-3 (EPA y DHA), como los esquimales, presentan una menor incidencia de esta patología (14).

Bibliografía:

1. Valacchi G, et al. Cutaneous responses to environmental stressors. Ann N Y Acad Sci. 2012 Oct;1271:75-81. 2. Hudson TJ. Skin barrier function and allergic risk. Nat Genet 2006;38(4):399-400. 3. Kim HH, et al. Photoprotective and anti-skin-aging effects of eicosapentaenoic acid in human skin in vivo. J Lipid Res. 2006 May;47(5):921-30. 4. Lim HW, et al. Adverse effects of ultraviolet radiation from the use of indoor tanning equipment: time to ban the tan. J Am Acad Dermatol. 2011 May;64(5):893-902. 5. Fartasch M, et al. The relationship between occupational sun exposure and non-melanoma skin cancer: clinical basics, epidemiology, occupational disease evaluation, and prevention. Dtsch Arztebl Int. 2012 Oct;109(43):715-20. 6. D’Orazio JA, et al. (2013). Melanoma — Epidemiology, Genetics and Risk Factors, Recent Advances in the Biology, Therapy and Management of Melanoma, Dr. Lester Davids (Ed.), ISBN: 978-953-51-0976-1, InTech, DOI: 10.5772/55172. (fecha de acceso 14/01/2014) 7. WHO. How common is skin cancer? (fecha de acceso 14/01/2014) 8. The Patient Education Institute. Acné. (fecha de acceso: 17/1/2014). 9. Logan AC. Dietary fat, fiber, and acne vulgaris. J Am Acad Dermatol. 2007;57:1092-3. 10. Nicolaou A. Eicosanoids in skin inflammation. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 2013 Jan;88(1):131-8. 11. Kim HH, et al. Eicosapentaenoic acid inhibits UV-induced MMP-1 expression in human dermal fibroblasts. J Lipid Res. 2005;46:1712-20. 12. Sies H, Stahl W. Nutritional protection against skin damage from sunlight. Annu Rev Nutr. 2004;24: 173-200. 13. Kim HH, et al. Eicosapentaenoic acid inhibits UV-induced MMP-1 expression in human dermal fibroblasts. J Lipid Res. 2005;46:1712-20. 14. Kromann N, Green A. Epidemiological studies in the Upernavik district, Greenland. Incidence of some chronic diseases 1950-1974. Acta Med Scand. 1980;208:401-6.

  1. Documento propiedad de Megafort Pharma, S.L. Diagonal 549, Barcelona (España). Su uso está restringido a empresas autorizadas por Megafort Pharma S.L. Reproducciones totales o parciales de los contenidos, imágenes o conclusiones de este documento están prohibidas sin el consentimiento de Megafort Pharma, S.L.
  2. Este es un documento cuyo objetivo es recoger y reflejar las evidencias científicas ampliamente aceptadas y documentalmente referenciadas sobre los ácidos grasos omega-3.
  3. Todas las opiniones científicas que aparecen en este documento están debidamente numeradas y referenciadas al final del mismo.
  4. Megafort Pharma, S.L. no atribuye a sus productos las alegaciones de salud contenidas en las opiniones científicas descritas en este documento.
  5. Megafort Pharma, S.L. no se responsabiliza del incumplimiento de las normativas legales locales en cada país por parte de los distribuidores de sus productos.

Otros Beneficios para la Salud